VOCES DE LA PAZ

César Tovar de León 07:31
Edwin Palma
Vicepresidente USO

Los trabajadores, motores de la paz

La violencia ejercida durante lustros por grupos armados fuera de la ley contra los trabajadores ha cobrado la vida de miles y provocado innumerables padecimientos entre sus filas: 3.043 sindicalistas asesinados, 6.338 amenazados, 1.890 desplazados, 233 víctimas de desaparición forzosa, 171 secuestrados y 96 torturados. La impunidad de estos hechos supera el 90% y “en el ámbito político son frecuentes declaraciones en contra de la legitimidad del sindicalismo, vinculándolo con los grupos guerrilleros y justificando la violencia antisindical”. Aunada a los embates del neoliberalismo, la violencia es otra de las causas principales de las enormes dificultades que enfrentan los trabajadores en Colombia para la creación y permanencia de sus organizaciones sindicales y para el ejercicio de sus demás derechos. Los trabajadores como víctimas de este conflicto están pasando al frente del Sí y engrandecerán esta incontenible campaña.


Consuelo Ahumada
MALÚ-PTC

Las mujeres decimos SÍ

Las mujeres pobres de Colombia han sido principalmente afectadas por los efectos del conflicto armado. Los horrores de la guerra, expresados en crímenes, despojos de tierra, desplazamiento forzado y violaciones de todo tipo, se suman al histórico atraso del campo propiciado por las élites gobernantes y a la cultura patriarcal que ha sobrevivido por siglos. La ratificación de los acuerdos de paz con las Farc nos permitirá avanzar con certeza en la transformación de las condiciones de la mujer, en especial en las zonas más pobres, con miras a alcanzar una sociedad más igualitaria.

Por Paola Cervera Quintero
Lideresa animalista

Paz para los animales, ellos también son víctimas

Un motivo más para votar Sí el próximo 2 de octubre es agradecer a la vida por ser aún el tercer país con mayor diversidad en fauna. Tenemos una deuda histórica, pues a través del conflicto interno y, como efecto colateral, también hemos victimizado a los animales.
Las cifras son desconocidas. Pero, si contamos cada bombardeo, mina quiebrapatas, fumigación con glifosato, atentado, práctica sistemática de violencia con animales para deshumanizar a los combatientes, asesinato de sus humanos más cercanos, etc., nos permite visualizar hasta qué punto, este conflicto armado ha dejado también millones de víctimas animales.

La  comunidad LGBTI dice SÍ

Los sectores de lesbianas, gays, bisexuales, transgeneristas e intersexuales, respaldamos el acuerdo de paz porque:
1. Por primera vez los derechos de las personas Lgbti están contemplados de manera precisa.
2. Recoge la participación de nuestras organizaciones.
3. El enfoque diferencial y de género del Acuerdo garantiza nuestros derechos.
4. El enfoque territorial contribuirá al desarrollo de los derechos de las personas Lgbti en zonas rurales.
5. le apuesta al fortalecimiento de organizaciones Lgbti; promueve y protege nuestros liderazgos y busca la eliminación de estereotipos que limitan nuestra participación política.
6. El Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición permite documentar las violencias vividas por personas Lgbti, buscar a nuestros desaparecidos, y repara a las personas Lgbti víctimas del conflicto armado.
#LGBTIvotaSí

Jaime Beltrán
Dirigente social y campesino de la ruralidad
de Usme y Sumapaz


Los campesinos de Bogotá con la paz

Las ruralidades y las gentes campesinas han sido las más involucradas en el conflicto armado. La guerra que solo ha dejado amarguras, aumenta el abandono estatal, la falta de acceso a la información y la carencia de desarrollo. Sin embargo las comunidades rurales hemos coadyuvado a mantener este país en medio de la violencia. Las necesidades sociales las resuelven las comunidades, como en la ruralidad de Usme, donde hay escuelas, vías, salones comunales, acueductos veredales, pero sobre todo la producción agropecuaria. Su capacidad de soportar los horrores de la guerra, heredada por décadas, les permite decir que el campesinado votará Sí por la paz.

Felipe Pineda
Director de Democracia en la Red

El Medio Ambiente es parte del acuerdo

La paz traerá consigo el fin de los desastres ambientales provocados por la confrontación armada: se terminará con los derrames de petróleo producidos por la voladura de oleoductos y con la deforestación de centenares de hectáreas de bosques generada por los combates entre guerrilla y ejército. También, el acuerdo sobre el agro destaca el compromiso del gobierno por regular la minería ilegal.
Daniel Terán
Secretario nacional de la Jupa

Los jóvenes: la fuerza del porvenir

Al terminar el conflicto armado, los jóvenes, que históricamente pusimos las víctimas en combates desde el ejército o desde grupos insurgentes ya no caeremos más allí. El Estado carecerá de razones para no reducir los presupuestos de defensa y recibirá la masiva presión para aumentar los de educación, salud e inversión social, así podremos dedicarnos a temas juveniles: a estudiar, a trabajar, al deporte, a la familia, a la cultura, y a participar de la construcción colectiva de nuestro país, pues podremos vivir lo que a muchos jóvenes les negaron al segar sus vidas o al incorporarlos durante décadas en un cruento combate, que pudo ser desde el comienzo sin armas, como una lucha civilizada.

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »