Del Face de Yezid García

César Tovar de León 08:05

 


Por Yezid García
Secretario (e) del Partido del Trabajo de Colombia (PTC)


Escucha Pachito Santos: cuando el río suena, piedras lleva

7 de septiembre 2020

Párrafo tomado de la carta que Salvatore Mancuso envió a Álvaro Leyva Durán, y hoy, siete de septiembre, Leyva hizo pública. Allí el exjefe paramilitar reitera su compromiso de comparecer a la Comisión de la Verdad y ratificar los vínculos entre el paramilitarismo y el uribismo.

"He denunciado que situaciones ajenas a nuestra voluntad no han permitido que se conozca la verdad, esa es una realidad histórica, recuerdo cuando denuncié públicamente el rearme de algunos desmovilizados y me llamaron mentiroso, cuando confesé que el 35% miembros del congreso eran personas apoyadas por las AUC me trataron de loco, cuando conté acerca de la parapolítica la negaron, revelé que yo era la prueba viviente de lo que en ese entonces denominé Paramilitarismo de Estado hoy Agente de Estado de facto y me trataron de iluso, se han utilizado medios coercitivos para intimidarme, como torturas, amenazas, persecución judicial a través de montajes como los que he denunciado pública y judicialmente, todo tratando de callarme, ni que decir, cuando conté de forma detallada de las relaciones del Estado y las AUC, Colombia ya sabe lo que me ocurrió, como venganza criminal y para callarme fui extraditado, debido a que relaté como colaboradores, funcionarios cercanos al gobierno del presidente Álvaro Uribe, como Francisco Santos hoy embajador de Colombia en Estados Unidos, José Miguel Narváez sub director del DAS quien tuvo responsabilidad en la muerte de Jaime Garzón, de Pedro Juan Moreno amigo personal y Secretario de Gobierno de la Gobernación de Antioquia, fueron personas muy cercanas con las AUC, también narré lo referente a algunas situaciones que se presentaron con el mismo presidente Uribe y a pesar de todo esto, sumado a otras situaciones perpetradas en contra nuestra, seguimos y seguiremos honrando nuestro compromiso con las víctimas y la verdad".

 


Mentir, mentir, mentir, ¿No te cansas, Duque?

7 de septiembre 2020

El jueves 3 de septiembre el presidente Duque, con toda la parafernalia y el dramatismo estudiado que rodea sus declaraciones, anunció la captura de 4 ciudadanos venezolanos en Bogotá y Barranquilla que estaban, según él, conspirando contra el gobierno colombiano y preparando acciones de desestabilización. A renglón seguido dijo que ese grupo era financiado y trabajaba para Nicolás Meduro y el gobierno venezolano.

Al conocer las declaraciones de Duque, el canciller, el ministro de Comunicación y el Fiscal de Venezuela lo desmintieron categóricamente. Raider Russo, Yacsi Álvarez y los hermanos Juvenal y José Sequea, nombres de los detenidos, reclutaban en Colombia militares desertores y mercenarios para realizar acciones contra el vecino país, tienen orden de captura de la Fiscalía venezolana desde el 8 de mayo de 2020. Y desde esa dependencia se había notificado al gobierno colombiano que ese grupo delincuencial estuvo vinculado al atentado de agosto de 2018 contra Maduro, el fracasado alzamiento militar de abril de 2019 y el intento de invasión que partió de territorio colombiano en mayo de 2020 (Operación Gedeón) y que fracasó estrepitosamente.

¿Qué sentido tiene mentirle al país y afirmar que ese grupillo era financiado por Venezuela? ¿O informar que conspiraban contra Duque, poniéndose así como víctima de una "agresión extranjera"? El mal ejemplo cunde, pero Duque es uno de los discípulos más aventajados de Donald Trump en cuanto a mentir y no tener escrúpulo alguno para engañar la opinión pública.

Sobra decir que cuando el gobierno venezolano desmintió el informe mentiroso de Duque, el presidente de Colombia, vergonzosamente, guardó silencio.

 


La maniobra del Fiscal Barbosa

4 de septiembre 2020

El fiscal Barbosa, el mismo que engavetó hace meses el caso del Ñeñe y la compra de votos de Duque en el Cesar y La Guajira, el mismo que poca importancia le da al asesinato de líderes sociales, el condiscípulo del presidente Duque en la U. Sergio Arboleda, en menos de 24 horas designó como fiscal del caso de Uribe Vélez a la ficha del exprocurador Ordoñez en la Fiscalía, Gabriel Jaimes Durán. La maniobra es evidente: de la Corte Suprema de Justicia al fiscal, del fiscal al amigo de Ordoñez, y, en pocos días, la orden de libertad al expresidente, al héroe según Trump, y el proceso a dormir el sueño eterno.

 


Trump y la Corte Penal Internacional (CPI)

3 de septiembre 2020

A las golpizas y torturas que agentes norteamericanos han infligido al colombiano Alex Saab en Cabo Verde, para presionar que firme su extradición "voluntaria" a Estados Unidos, violando todos sus derechos democráticos, humanos y los que le confiere su carácter de diplomático, se suma la ofensiva de Trump contra la Corte Penal Internacional (CPI).

Como la fiscal general de la CPI y su investigador, Fatou Bensouda y Phakiso Mochochoco, han adelantado investigaciones contra tropas gringas acusadas de crímenes de guerra y de lesa humanidad en la invasión a Afganistan, el secretario de Estado Mike Pompeo, por órdenes de Trump, ha incluído a los dos miembros de la CPI en la arbitraria "lista" que tiene el imperio sobre los terroristas y narcotraficantes del mundo, es decir, para el imperio, jueces y fiscales que los escudriñen son "terroristas y narcotraficantes".

Además, bloquean los bienes que tuvieren Bensouda y Mochochoco en territorio o cuentas de bancos norteamericanos y lanzan la amenaza de proceder con sanciones contra las personas e institucionesque le den apoyo material a la Corte, que es fruto del Acuerdo de Roma, y ha cumplido una importante labor asumiendo casos que han quedado impunes en los aparatos de justicia nacionales.

En la búsqueda desesperada de su reelección, a Trump no le basta con mentir y desestabilizar su propio país, defender a los racistas y decir que su tratamiento de la pandemia ha sido eficaz. Si puede patear la mesa del ajedrez global, y con ello entusiasmar a la derecha mundial, también lo hará sin escrúpulos.

 

Duque y la pandemia

3 de septiembre 2020

Si Duque no hubiera levantado, a través de las 43 excepciones, la cuarentena desde el 27 de abril, y decretado el nefasto día sin IVA, hoy Colombia no sería el 6º país del mundo en número total de contagios (633.339), ni el 4º en casos diarios (9.270) ni el 5º en fallecimientos por día (296). El presidente no puede gobernar por las presiones de grandes empresarios y banqueros. Hay que escuchar y acatar las recomendaciones de los académicos e investigadores científicos. Es criminal aprovechar la pandemia y la falta de control político para despojar, aún más, a los trabajadores de sus derechos laborales. Urgen renta básica y más pruebas PCR.

 


Miente el ministro de Defensa Holmes Trujillo

31 de agosto

¿Hasta dónde llegará la actitud lacayuna frente a Estados Unidos y mentirosa con el pueblo de Colombia del ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, en el tema de la presencia ilegal de tropas gringas en el país? En rueda de prensa, anunció a los cuatro vientos que el Senado, desde el 20 de julio, había autorizado su presencia y, que por tanto, se había cumplido con la exigencia de consulta al Congreso que había planteado en pronunciamiento el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Hoy se conoce que el ministro mintió, sin pudor alguno. A través de una carta, el expresidente del Congreso, Lidio García, le pidió al Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, que rectifique la información respecto a la estadía de tropas norteamericanas en el territorio nacional:

"No se encuentra ajustado a la verdad que el Congreso de la República hubiese ‘autorizado’ la presencia de tropas norteamericanas en el territorio colombiano", advierte García en la misiva. Ese ministro tiene la nariz más grande que la de Pinocho.

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »