Paro nacional. Continuar la batalla del 21 de noviembre

César Tovar de León 08:05


Redacción de La Bagatela
Cuando el pueblo colombiano da los pasos necesarios para continuar la lucha contra el “paquetazo” de Duque, iniciada el 21 de noviembre del año pasado, LA BAGATELA presenta una memoria sobre los acontecimientos que hicieron posible esta memorable jornada e inicia la sistematización de las experiencias que ella deja.
El próximo 25 de marzo se adelantará un nuevo paro nacional pero con una modalidad diferente ante la pandemia del coronavirus, el Comité Nacional de Paro estimó que la nueva protesta debe realizarse desde las casas de todos los trabajadores y la población con cacerolazos. El optimismo que LA BAGATELA expresa no obedece a un desbordado afán subjetivo. Simplemente es el producto de constatar hechos históricos en el quehacer de la lucha de masas en un período relativamente largo del discurrir de esta Colombia sometida al imperialismo y sojuzgada por unas clases que detentan el poder del Estado, cuya avidez no ha tenido límite alguno al mancillar la soberanía nacional, explotar a los trabajadores, conculcar los derechos de las mayorías, adormecer o reprimir las aspiraciones de los que intentan reclamar sueños a todas luces justos, válidos, necesarios y, cada vez más inaplazables: la dignidad nacional, la defensa del trabajo decente, el derecho a la educación pública, estatal y científica; las profundas reivindicaciones de las mujeres, las ancestrales luchas étnicas, la lucha por la preservación del medioambiente, las mil y mil demandas de las denominadas nuevas ciudadanías, los justos anhelos democráticas que se expresan en los territorios, y, ante la terrible coyuntura actual, la defensa irrestricta del acuerdo de paz entre el Estado y las Farc y el cese inmediato del sistemático asesinato de líderes sociales y los reinsertados.   
Al analizar esta cadena de expresiones de la lucha de clases en Colombia, es posible inferir que la pelea iniciada el 21 de noviembre no tiene antecedentes recientes en cuanto a su magnitud y duración. Tan solo, y ponemos este elemento para la discusión, un investigador avezado puede parangonar esta pelea con el desbordamiento de ira popular acontecido el nueve de abril de 1948 cuando el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán. La movilización en la que hoy se encuentra el pueblo colombiano supera los paros nacionales de los años sesenta, la contienda contra los mandatos de los setenta, que tuvo su máxima expresión en el movimiento estudiantil de 1971 y el paro cívico de 1977. Inclusive, la denominada séptima papeleta, que desembocó en la promulgación de la Constitución de 1991, que tuvo aquel resultado tangible, no contó con el arraigo de masas en las calles con el cual cuenta hoy el paro del 21 de noviembre. LA BAGATELA se compromete a hacer para nuestros lectores el análisis detallado de lo sucedido en este país desde aquel nueve de abril de 1948 para constatar si lo que hoy afirmamos corresponde a la realidad.
Mientras tanto, hacemos el necesario llamado a continuar esta batalla contra el gobierno de Duque, pelele de los gringos, adalid de la antidemocracia y de las tendencias fascistas del uribismo. Los colombianos debemos rodear la expresión de organización que dio inicio a este paro: el Comité Nacional de Paro, que si bien es cierto tuvo su inicio en las direcciones sindicales existentes, en el curso de la pelea asumió la convocatoria de los sectores que participan en el paro para hacer parte de este comité nacional. En este sentido, nada justifica que se pretenda conformar una tendencia antiunitaria que enfila su lucha contra el Comité Nacional de Paro. Quienes por ello propenden, serán responsables ante la historia de haber estado en contravía de que el más portentoso movimiento popular de las últimas décadas avance victorioso contra los enemigos de la nación. De aquellos que se han atravesado en el camino de la lucha de nuestro pueblo también hay mucha historia para dilucidar ante las nuevas generaciones.

***

El paro nacional iniciado el 21N ha sido la movilización ciudadana más amplia y diversa de los últimos 60 años. Por el angustioso momento que vive Colombia, La Bagatela # 64 trae una serie de artículos tocando distintos aspectos de esta movilización:
  1. Este es un movimiento democrático y representativo, dirigido por un Comité de Paro integrado por las fuerzas sociales que exigen justos cambios económicos y políticos.
  2. Pliego de peticiones presentado al gobierno que incluye las peticiones más inmediatas de los sectores populares.
  3. El papel del movimiento sindical, su lucha por 30 años contra las reformas neoliberales y su política de unidad y solidaridad con el resto de la población.
  4. Las mañas gubernamentales para desconocer las peticiones del paro, su negación a negociar, su intento de desconocer la dirección del paro y su estilo despótico y violento para tratar a la población.
  5. Las nuevas causas de descontento de la población, la baja popularidad de Duque y la jornada del 25M.


Share this

Related Posts

Previous
Next Post »