Cenit es el corazón de Ecopetrol

César Tovar de León 14:35

Por todas las razones anteriormente mencionadas, Cenit y todos sus sistemas de transporte deben seguir siendo de Ecopetrol. Ser la dueña de Cenit es lo que le da a Ecopetrol el soporte para liderar el sector petrolero nacional. Por todas estas las razones, Cenit y todos sus sistemas de transporte deben seguir siendo de Ecopetrol. Ser la dueña de Cenit es lo que le da a Ecopetrol el soporte para liderar el sector petrolero nacional.

Cenit es el corazón de Ecopetrol
Por Edwin Palma Egea
Presidente de la Unión Sindical Obrera (USO)
Ecopetrol S.A. no solo es la empresa más grande del país por ventas y activos, es también la empresa más grande del sector de petróleo y gas, y es la única compañía de petróleo integrada que opera en Colombia.
Cuando decimos que es una compañía integrada hablamos de una empresa que participa en toda la cadena de valor del petróleo: exploración, extracción, refinación (refinerías de Barrancabermeja y Cartagena), el transporte y la logística (Cenit) y la comercialización. 
Ecopetrol hace todas esas cosas. A través de Ecopetrol y sus filiales Hocol y Equión, se hace la exploración y producción de petróleo y gas. Cenit con sus oleoductos hace todo el transporte de los crudos producidos por Ecopetrol y sus filiales para llevarlos a las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena (Reficar), o exportarlos a través de los puertos de Coveñas y Tumaco.
En Reficar y Barrancabermeja se refinan alrededor de 350 mil barriles diarios de petróleo para producir gasolina, diésel y jet fuel (gasolina de aviación), que nuevamente son transportados por Cenit, usando poliductos, para abastecer las bombas de gasolina de las ciudades y las estaciones de tanqueo en los aeropuertos.
Sin Cenit, Ecopetrol no podría transportar el petróleo que produce, para refinarlo o exportarlo tendría que contratar esa actividad con terceros. Si se enajena Cenit, Ecopetrol deja de ser una empresa integrada de petróleo y gas, y pasa a ser una empresa con operaciones de producción, y unidades de refinación aisladas, porque el transporte de crudo y derivados quedaría a cargo de otra empresa que le cobraría esa operación elevando los costos de Ecopetrol y reduciendo sus márgenes de rentabilidad. Si Cenit no existiera Ecopetrol dejaría de ser la cuarta petrolera de América Latina, y saldría del ranking de las cincuenta petroleras más grandes del mundo. Perdería al menos una tercera parte de su valor total, afectando el valor de la acción.
Cenit es por lo tanto el corazón de Ecopetrol, y el corazón de la industria del petróleo nacional, ya que Cenit transporta cerca del 90% de la producción total de crudo monetizándolo y convirtiéndolo en exportaciones, o en productos refinados de mayor valor para abastecer de combustibles a toda Colombia.
A través de Cenit, el Estado colombiano es el propietario de 10 mil kilómetros de oleoductos con capacidad para transportar 1,2 millones de barriles diarios; 28 sistemas de transporte; 2 terminales de exportación en Coveñas y Tumaco; más 5 puntos de descarga y 2 de carga de petróleo y combustibles; Ese patrimonio estratégico y con altísima rentabilidad, convierten a Cenit en la filial más valiosa de Ecopetrol, y su activo más estable en términos financieros y operativos de todo el sector petrolero de Colombia.
Las cifras del desempeño de Cenit dentro de Ecopetrol lo comprueban: Ventas totales de $13 billones; más $10 billones de Ebitda y $4,3 billones de utilidad neta en 2019; que corresponden al 30% tanto de la utilidad neta como del Ebitda del Grupo Ecopetrol.
Cenit tiene mayores márgenes de rentabilidad y ganancia que los negocios de producción y refinación. Por ejemplo, en 2019, mientras el margen Ebitda de Cenit fue del 65% y el margen neto del 32%; en la producción esos mismos márgenes fueron del 37% y 17%; y en la refinación más pequeños con un margen Ebitda del 4,2% y un margen neto de escaso 0,27%.
El segmento de transporte liderado por Cenit no solo es el de mayor rentabilidad sino el más estable de todos porque sus tarifas son fijas en dólares por barril, y no están expuestas a la variación de los precios del crudo. Basta ver que durante el primer trimestre de este año la refinación perdió $1,6 billones y la producción solo ganó $171 mil millones, en cambio Cenit ganó $1,5 billones, por esa razón fue que Ecopetrol pudo reportar utilidades netas por valor de $133 mil millones, sin la contribución de Cenit la pérdida de Ecopetrol en el primer trimestre habría sido de $1,4 billones.
Por todas las razones anteriormente mencionadas, Cenit y todos sus sistemas de transporte deben seguir siendo de Ecopetrol. Ser la dueña de Cenit es lo que le da a Ecopetrol el soporte para liderar el sector petrolero nacional. De nuevo las cifras del sector lo demuestran: en conjunto las 20 empresas más grandes de la industria más Ecopetrol tuvieron en 2019 utilidades cercanas a los $21,1 billones, sin embargo, ese monto de utilidades se reduce a $7,8 billones cuando se restan las utilidades por $13,3 billones que generó la empresa de todos los colombianos.
Para concluir, al vender Cenit, Ecopetrol perdería la tercera parte de su valor, o más, habría que pagarle a un tercero el transporte de petróleo y derivados, el presupuesto nacional tendría que llenar un hueco de entre tres y cuatro billones cada año. ¡Perdemos todos!

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »