La unidad de las fuerzas democráticas

César Tovar de León 11:43

Lograr la unidad de las fuerzas democráticas opuestas al gobierno de Duque es el asunto que motiva el debate de la mayor importancia, es cuando se destapan las posiciones de los protagonistas y se conocen las verdaderas intenciones para cambiar el rumbo a Colombia. LA BAGATELA hace un recuento de recientes posturas de los involucrados en el tema
Por la redacción


Lograr la unidad de las fuerzas democráticas opuestas al gobierno de Duque es el asunto que motiva el debate de la mayor importancia, es cuando se destapan las posiciones de los protagonistas y se conocen las verdaderas intenciones para cambiar el rumbo a Colombia. LA BAGATELA hace un recuento de recientes posturas de los involucrados en el tema.

Fue el senador Roy Barreras quien abrió la polémica al expresarle en una carta dirigida al Partido Alianza Verde que no asistiría más a reuniones con ellos hasta que no llegue a un acuerdo “La participación de la Alianza Verde es valiosísima y fundamental en la consolidación del centro. Por eso, creo que debemos darles tiempo para que resuelvan estas contradicciones e indefiniciones internas. Yo por mi parte me margino de las reuniones que giren alrededor de la indefinición Verde e invito entre tanto a los que tenemos claro el camino a avanzar en la consolidación de un nuevo centro, firme, fuerte, definido y decidido. No un centro blando, gaseoso e indefinido”.

En posterior diálogo con W Radio, la senadora Angélica Lozano aseguró que no ve posible que en un futuro tarjetón de ese partido aparezca la foto de Roy Barreras, pero que esa colectividad está dispuesta a hacer una colación con Humberto de la Calle, Juan Manuel Galán, Sergio Fajardo, Jorge Robledo, Juan Fernando Cristo y Ángela Robledo. Ella ya había objetado hacer coalición con Gustavo Petro.

Armando Benedetti, senador salido de la U cuestionó los anuncios de Angélica Lozano y arremetió contra Fajardo. Los representantes de Colombia Humana, David Racero criticó al “sector fajardista” de la Alianza Verde por sus vetos y María José Pizarro dijo que entendía las discusiones del partido, así como esperaba que se pueda hacer una consulta amplia sin dejar a nadie por fuera.

“Ya es hora (de) que se entienda por los medios de comunicación, e incluso por la misma senadora, que Angélica Lozano es una parte del Partido Verde mas no es el Partido Verde. Por consiguiente ni es la dueña del partido, ni puede hablar a nombre de todos sus militantes”, comentó Inti Asprilla, confirmando las fisuras dentro de la Alianza Verde, y añadió: "Por más que la senadora tenga en sus afectos a Sergio Fajardo, a Galán y a otras personas con las cuales se están llevando conversaciones exploratorias, el partido todavía tiene un debate muy fuerte interno entre personas que queremos que se explore la posibilidad de una convergencia amplia, bien sea para la primera o segunda vuelta presidencial", concluyó.

El Partido del Trabajo de Colombia, PTC, también se pronunció a través de su secretario general: “Vetar posibles candidatos alternativos es una política suicida que solo sirve al uribismo. ¿Ayer a Petro, hoy a Roy Barreras y mañana a Ángela María Robledo? ¿Hasta que sólo quede Sergio Fajardo? Unidad, unidad, sin vetos ni exclusiones, con consulta antes de la primera vuelta y acuerdo programático de las fuerzas alternativas. Es lo que pide Colombia para derrotar al fascismo”.

Por su parte Gustavo Petro, uno de los principales involucrados, comentó: “El Partido Verde no ha tomado posición frente al tipo de consulta presidencial que se necesita y hay diversas posiciones allí. No se debería censurar a quienes buscan la unidad de toda la democracia frente a la barbarie”, aseveró.

Iván Marulanda, precandidato del partido, y allegado a Fajardo habló de reuniones eternas y mostró cierto agotamiento: “No asisto más a las reuniones eternas del Partido Verde para discutir las reglas de juego de la consulta interna en la que se escogerá candidato(a) presidencial. Como decimos en mi tierra, ‘pónganla como quiera’...”.

De tiempo atrás es conocida la posición de Fajardo: “He reiterado en las entrevistas que no participaré con Petro en una consulta y que no soy el candidato de Uribe. Nuestra propuesta política se ubica por fuera de los extremos, y ellos representan esos extremos”.

El editorial de LA BAGATELA, La cuestión candente de la unidad, del 16 de noviembre, refuta esta posición: “Tanto Fajardo como Robledo expresan o dan acogida tácita al argumento que se repite desde medios del establecimiento: Colombia ama “el centro” y repudia los extremos. Porque estos “polarizan”, se dice, y a quien polariza se le identifica de modo intencionado como promotor de la violencia… Una bonita manera de presentar los “extremos” como iguales; así, para que “por el medio” puedan desfilar Salomones”.

La entrevista a Carlos Ramón González, copresidente de la Alianza Verde hecha por la revista Semana (1/28/2021) da claridad a la discusión a catorce meses de los comicios. Señalamos apartes:

El Partido está comprometido en construir una gran alianza de todos los sectores alternativos y democráticos que estén dispuestos a derrotar a la coalición uribista.
Hoy más que nunca tenemos la posibilidad de ganar estas elecciones y derrotar a los partidos tradicionales que históricamente han gobernado el país. Hoy la responsabilidad es unirnos para diseñar una estrategia que nos lleve al triunfo en el 2022.
No tenemos ningún problema en hacer acuerdos políticos con Petro. Estamos en la construcción de un gran proyecto alternativo y tenemos que facilitar, ayudar y promover esa coalición para ganar las elecciones de 2022.
Claro, yo estoy de acuerdo con una consulta de todo el sector alternativo, sin exclusiones. Eso significa incluir a Petro y a todos.
(Sobre la negativa de Fajardo a buscar acercamiento con Petro, propuso) Hablando, conversando, no hay otra manera. Programáticamente no hay distancias profundas. Nosotros, los verdes, nos sentimos cómodos votando por Petro, y nos sentimos cómodos votando por Fajardo, ya lo hicimos en la campaña pasada. Queremos que esos liderazgos se junten y no suceda lo de las elecciones pasadas.
Tenemos que mostrarle a la opinión pública que este proyecto es viable. Somos el movimiento alternativo con más fuerza de los últimos años en el país.
Es que el enemigo no está entre nosotros, el enemigo a vencer es el uribismo y toda la derecha autoritaria y fascista que nos está gobernando y que ha sido incapaz de resolver los problemas de nuestro país.
Se hace necesaria la unión de todos los demócratas del país. Hoy la discusión es entre autoritarismo, fascismo y democracia. Hay riesgo de perder la poca democracia que hemos ganado.

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

1 comentarios:

Write comentarios
6 de febrero de 2021, 14:18 delete

El problema para la unidad de los sectores alternativos y de izquierda son los compromisos politicos que agencian algunos lideres o dirigentes del centro con sectores economicos o empresariales que no les interesan los cambios que un gobierno para el pueblo haria; lo cual lesionaria los negocios que regentan dichos sectores, en la salud, en las pensiones,etc, por ello defienden, de manera velada, el statuquo; y de otra lado los calculos politicos de otros en cuanto a futuras aspiraciones presidenciales, que pueden ver como peligroso, si se unen, ahora, con sectores mas coherentes, que posteriormente les pueda restarles confianza para obtener posteriormente respaldo de sectores del establecimiento corrupto y criminal. No estan pensando en la conveniencia de unidad para derrotar al uribismo, sino en sus pretensiones calculadas para llegar al poder, asi sea con el respaldo del mismo diablo.

Reply
avatar